Superestrellas en casa y la saga de Crepúsculo

Esta mañana estaba haciendo la compra en el supermercado y no pude evitar sentirme como la asistente de una super estrella, de una celebridad con todas sus exigencias. Ya saben, que si cuando llegan a un hotel las toallas tienen que estar dobladas de tal manera, la comida tiene que ser orgánica, sin azúcar, con un pedacito de limón al lado, el periódico traído del otro lado del mundo al lado de la puerta, etc. La superestrella es mi hija por supuesto: cereal, pero zucaritas, por favor, otra marca, ni de casualidad, frutas, fresas, por favor, vegetales, solo pepino, si es que ese día está de ánimo… y las zucaritas con la leche al lado, no mezclar ni por error, las fresas con azucar morena y picadas sin lo verde, el pepino sí, pero cortado en palitos, si es en rueditas no…¡Ah…! Ya sé, la culpable soy yo, la que los malcría es la mamá, etc, mea culpa. Eso es en parte verdad, pero por otra parte es karma, estoy convencida de ello, yo y mi esposo éramos igualitos o peores. Y así como sé que yo me hubiera muerto de hambre antes de tocar una lechuga o antes de dejar que mis comidas se tocaran mutuamente en el plato, sé que mi hija es igual (he intentado hacerla que pase hambre, obligarla, etc, y nada).

Ahora hablando de estrellas del cine de verdad, no me gusta la idea de que Robert Pattinson lo pongan a hacer de Kurt Cobain. Eso quiere decir que lo van a tener que poner con una barba de 4 días, desarreglado, y eso me parece un crimen. A los actores que están buenos deberían ponerlos siempre en papeles en que se vean más buenos todavía, ponerlos más feos ¡Jamás!

Para mí la primera película, Crepúsculo, fue mejor o igual que el libro, mientras que en el caso de la segunda Luna Nueva, el libro es infinitamente mejor que la película, e incluso mejor que el primer libro. Eclipse, el tercer libro, me fascinó, y me gustó incluso más que los dos anteriores. Ojalá la película no se quede atrás.

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

 

Anuncios

4 pensamientos en “Superestrellas en casa y la saga de Crepúsculo

  1. Michelle,
    Yo me siento igual con mi hija. A veces me pregunto en que momento comenzamos con cada una de sus manias. Ignacio es el que no esta teniendo chance de desarrollarlas porque el pobre es casi un sobreviviente de la hermana.
    Te recomiendo un libro de Martha Chavez (nada que ver con el loco) que se llama “Tu hijo, tu espejo”.

  2. ¿Qué tal? Así es, los gustos de películas y libros son tan variados como personas hay en el mundo. Me encanta conocer otros puntos de vista, gracias por el comentario.

  3. En serio??? A mi me paso justo lo contrario con los libros de crepusculo!! El primero, mi favorito por lejos, en cambio la pelicula me parecio peeeesima y mal actuada! Y la segunda pelicula me parece que mejoro bastante con respecto a la anterior, aunque algunas actuaciones no fueron las mejores, pero al menos la disfrute bastante. En fin, entre gustos y colores….jajaja! Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s