Ultra rápido, mega rápido

Mi esposo me dice que cuando él empezó a trabajar, hace unos doce años, hacer una cotización de transporte internacional se tardaba una semana, más o menos (mientras se mandaba el telex al otro país, se hacían los cálculos, etc). Hoy, ese mismo procedimiento tarda 40 minutos. Y yo le digo “¡Es que ese ritmo no es humano, es de máquinas!” y él me dice que es cierto, pero que hay que correr para no quedarse atrás.

Por otro lado, estoy tratando de explicarle a mi hija de seis, que cuando yo era chiquita no había computadoras. Bueno, había, pero no como las de ahora, digo, corrigiéndome, y ella me dice: “¿Como la de ito y ita?” (mis papás). No exactamente… y lo dejé así (ellos tienen una computadora equivalente a la mía, pero no es laptop). No sólo las computadoras cambian, cambian las mismas definiciones de las palabras. Rápido hoy, no significa lo mismo que  rápido  hace doce años, ni mucho menos el rápido de hace treinta años ¿Qué significará  rápido en el año 2020?

Les doy un truco probado por mí para desacelerar el tiempo: simplemente apaguen TODO (empezando por internet y celulares). Es que, para ciertas cosas, es mejor que el tiempo vaya lento, muuuuy lento, lentísimo  …  como en la foto.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s