Yo, el árbol en la Gran Sabana


Me di cuenta que todo lo que me rodeaba era importante para mí, hace unos años, cuando tuve la oportunidad de ir de viaje a una zona de Venezuela en que la selva amazónica colinda con la Gran Sabana. Una zona tan antigua y tan bella, que la utilizaron para filmar parte de la película Dinosaurio de Disney. El Auyantepui, el Abismo, el Salto Ángel, los tepuis, el verde alucinante… todo el paisaje me hizo sentir en el paraíso. Estaba extasiadamente feliz, solo faltaba que apareciera un dinosaurio y nos guiñara un ojo. Era perfecto, increíble.

Sin embargo, en el mismo viaje, pasamos por un sitio que había sido atacado salvajemente por unos mineros ilegales. Aquel paisaje parecía que hubiera sido el producto de alguna mente macabra, que hubiera querido montar el escenario perfecto para una película apocalíptica.

Lamentablemente no era ficción, era verdad. La tristeza que sentí era equivalente en intensidad a la felicidad que me había producido el otro paisaje, apenas un par de días antes. Me sentía totalmente devastada, como si yo hubiera sido otro árbol más. Yo era parte de la Tierra.

Sentí que estábamos para siempre conectados, como si yo y los árboles, el agua, los animales, estuviéramos siendo alimentados por la sangre que bombardeaba el mismo corazón, como si respiráramos por medio de los mismos pulmones.

Este texto lo escribí hace unos cinco años, en referencia a un viaje increíble que había hecho con mi familia. Una imagen vale más que mil palabras, y si la imagen es verdadera, y también la sientes y la oyes, como cuando estás allí…  pues vale un millón de millones de palabras.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Anuncios

4 pensamientos en “Yo, el árbol en la Gran Sabana

  1. El Abismo, lamentablemente y todavía no entiendo por q??? no lo conozco en vivo!; pero sí! debe ser increiblemente hermoso!, es ahí donde estaba Félix Ricardo en el Paují, él decía q ese paisaje era su nueva TV! jejeje… algún día lo disfrutaré en persona… deberíamos cuadrar el viaje juntos!

  2. El Abismo sigue siendo uno de mis lugares favoritos. Sabes? de esos que uno a veces cierra los ojos para “meditar” y simplemente vuelas y te sientas ahi donde tomaron esta foto y te “re-encuentras” con la serenidad que no habia conocido hasta estar ahi.

    Yo me recuerdo estar sentada viendo y que las lagrimas saltaban de la emocion solo de VER esa maravilla que lo hace a uno chiquitito y graaande porque es parte de eso que tan bonito describiste.

    Gracias por recordarme una memoria tan bonita!! y lo de los garimpeiros si… cada vez que alguien dice que el oro esto o lo otro… es que me siento ahi viendo como los arboles y el rio se llenaban de mercurio y destruyendose… sigh.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s