Lo que de verdad es gratis

Con lo que uno tiene que estar pilas es con no desaprovechar lo que de verdad es gratis. Es gratis irme en bicicleta hasta el supermercado y pasar por al lado de la cola de autos esperando a entrar al estacionamiento. Ver a un señor un poco mayor, de muy buen porte, conversando con la loca del estacionamiento del súper, como si lo que ella le cuenta fuera lo más interesante del mundo; es gratis sonreírle de regreso al bebé que está en el carrito de adelante mientras su mamá recoge algo.

Ayer pedí que no me dieran regalos físicos (he recibido regalos sin falta cada año de mis 38 años y quería hacer algo diferente… estoy convencida que lo más placentero en la vida no se compra). Pero sí recibí regalos bellísimos:  conversar con mi esposo como si estuviéramos saliendo por segunda vez; mi bebé de dos años que me vio de lejos, gritando mami mami, con una hoja en la mano que me regaló, identificándola como “flof” (flor) ; y tuve una sesión de masajes en el spa de mi hija de siete años, cuya reservación había tenido que hacer como tres semanas antes. Todo eso es gratis, y no puedo imaginarme otro cumpleaños mejor.

Por Michelle Lorena Hardy  –  Chicadelpanda.com

Anuncios

2 pensamientos en “Lo que de verdad es gratis

  1. Espectacular!!! Bravo por mi compadre, mi ahijada y mi sobris… y así es!, la amistad, el amor, una sonrisa, un beso, una palabra: un “gracias”, un “te quiero” es GRATIS y lo hace ser a uno, el ser más feliz de la tierra!

    Besos!! TE QUIEROOOO!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s