Comprar menos, divertirse más

iyltp_0

Es tu vida demasiado plástica?

Por cada barril de basura que ponemos en la acera, hay 71 barriles de basura generada en el proceso de hacer esos bienes de consumo, es lo que dice Elizabeth Royte – autora del  libro Garbage Land –  entrevistada para la película Bag it.  Eso explica el orden de las tres famosas “R”, reducir, reusar, reciclar. ¿Qué sucede si reusamos o reciclamos?  Digamos que en teoría eliminamos el impacto ambiental de un barril de basura.  Pero los 71 barriles de basura que se generaron para que esos productos se hicieran y llegaran a ti, no desaparecen. Se quedan.

En otras palabras: dejas de usar una bolsa plástica, dejas de producir ese volumen de desecho por 71 veces. Por eso se hace  el énfasis en reducir el consumo  y para lo que no se pueda reducir,  hacer un esfuerzo en escoger productos cuyas empresas tengan conciencia ambiental.

La misma autora dice que hay una cuarta R, que  es más importante que todas las demás:  hay  que Rediseñar los productos para que duren más, para que contengan menos toxinas, que sean más fáciles de separar en partes, más fáciles de reconstruir y más fáciles de reparar.  En la misma película Bag it, entrevistan a un diseñador alemán, Michael Braungart, quien es el autor del libro (y concepto ) Craddle to craddle, cuna a cuna. Él dice que hay que diseñar los productos, no para que duren de la cuna a la tumba, sino de la cuna a la cuna. Esto quiere decir, en sus palabras, que siempre estás planeando la próxima vida de un producto.

Una estadística alarmante  -que también tomé de la película Bag it – y que nos debe hacer pensar por qué es urgente que cambiemos nuestros hábitos de consumo, así como la manera en que se producen los bienes, la da Richard Thompson, profesor de la Universidad de Plymouth, Inglaterra:

Más plástico se ha producido del año 2000 al 2010, que en todo el siglo XX.

Pensemos en lo siguiente, dicho por Annie Leonard, autora del libro The Story of Stuff ( también entrevistada en la película ) : la cosa número uno que hace que la gente sea feliz es la fortaleza de sus relaciones sociales. Si paramos de poner tanta energía en tener más y más cosas, sacamos eso de nuestro  sistema y nos conectamos a nuestras comunidades y amigos… no sólo creamos menos basura, sino que en realidad nos divertimos más.

Comencemos hoy a mejorar nuestro mundo, y brindémonos apoyo. ¡Te esperamos en  Latinoamérica libre de bolsas plásticas en Google o en Facebook!

Michelle Lorena Hardy

Chicadelpanda.com

@chicadelpanda

Anuncios

2 pensamientos en “Comprar menos, divertirse más

  1. Estoy de acuerdo, pero es un punto de vista no muy común. Vivo en un edificio con 28 apartamentos acerca de Chicago Illinois, EEUU, y tenemos tres lavadoras para el edificio. Pero hay algunas residentes que quieren cambiar las reglas del edificio para comprar lavadoras para sus apartamentos. Hemos llegado a punto en nuestro país en que es considerada una necesidad tener lavadora para cada apartamento. ¡Qué tontería! Es muy conveniente bajar al piso uno para lavar la ropa, y se puede relacionar con los vecinos al mismo tiempo. Y es muy económica y muy eficiente para el ambiente compartir las lavadoras con los vecinos, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s