No te estás perdiendo de nada

Hay un blog muy popular que sigo, llamado Zenhabits, escrito por Leo Babauta. El autor – bloguero – papá busca inspirar a la gente a vivir de una manera más simple, pero con más sentido, abandonando lo que está de más en la vida, y así poder concentrarse en lo más importante.

Ah … ¿ y olvidé mencionarles que tiene … seis hijos? Dos de su primer matrimonio, dos del primer matrimonio de su esposa,  y dos de ellos dos como pareja. Hoy día (la foto de abajo fue tomada en el 2009 ) sólo uno de los hijos no vive en la casa, pues ya está en la universidad.

Babautas 2009

Hay muchos datos y anécdotas interesantes en su blog, como por ejemplo que una vez se fueron desde Estados Unidos hasta Guam – de donde es originariamente él – ellos dos, con los cinco niños  (el más grande se había quedado en Estados Unidos), cada uno llevando solo una mochila como equipaje ( ¡ ! ) … y se iban a quedar un mes completo ( doble ¡ ! ). También ha escrito cualquier cantidad de libros que él mismo publica en  internet. En el 2009 estuvo entre los mejores 25 blogs escogidos por la revista TIME.

Hace varias semanas leí una frase en su blog que se me quedó grabada :

“you are not missing out”  (no te estás perdiendo de nada).

En este preciso momento no te estás perdiendo de nada. Ni tampoco en el momento siguiente, ni mañana. Siempre estamos pensando que nos estamos perdiendo lo mejor de la vida, que hay algo mejor allá afuera, o más allá, en el futuro. Que nos estamos perdiendo las magníficas vacaciones y viajes que están haciendo nuestros amigos de facebook. Que nos estamos perdiendo del trabajo soñado o de la carrera soñada. Que nos estamos perdiendo la vida que deberíamos tener. Que si algo pasara, ya no nos perderíamos de nada de eso. Que nos estamos perdiendo del cuerpo espectacular que deberíamos tener, que nos estamos perdiendo, que nos estamos perdiendo… per saecula saeculorum.

Falso. No nos estamos perdiendo de nada. El presente es lo único que tenemos como dice Julieta Venegas en su canción … y no nos estamos  perdiendo de nada.

Hace unas semanas, vi que mi esposo estaba sentado en el sofacito que tenemos frente a la tele, viendo al infinito. Estaba prendida la tele en el canal Discovery Kids, y los niñitos jugaban mientras hacían un desorden gigantesco alrededor. Yo me senté al lado de él, como guiada por la inercia. Estaba tiesa, tensa en mente y cuerpo, mientras veía el despelote mundial del cuarto y las comiquitas que estaban en un volumen demasiado alto.

Y de repente recordé la frase: “no te estás perdiendo de nada”.

Sonreí, bajé los hombros, me eché para atrás. Tomé el brazo de mi esposo y lo pasé detrás de mis hombros. “No me estoy perdiendo de nada”. Sonreí de nuevo y me puse a ver la comiquitas en la tele.

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s