“Los optimistas son personas que esperan más besos en el futuro”

“Los optimistas son personas que esperan más besos en el futuro, más paseos en el parque, y esa anticipación mejora su bienestar”,  dijo Tali Sharot en su charla The optimism bias (la predisposición del optimismo), refiriéndose a un experimento que habían hecho, en el que preguntaban a unas muchachas cuánto pagarían para que una persona famosa las besara: inmediatamente, en tres horas, en tres días, en un año o en 10 años. Resulta que la mayor cantidad de plata ofrecida fue esperando tres días. La razón: la anticipación se disfruta, pero no cuando es demasiado.

Trajo a colación ese asunto para hablar sobre si es bueno, o no, tener altas expectativas en la vida. Para hacerlo, puso un ejemplo. Si un estudiante tiene altas expectativas y sale bien en un examen, él razona que fue porque se lo merece, y si sale mal, que fue por mala suerte. Pero si un estudiante tiene bajas expectativas, él piensa que si sale mal es porque es tonto, y si sale bien es porque el examen estuvo muy fácil.

Ahora, ¿qué es la predisposión del optimismo? Es la tendencia que tenemos la mayoría de las personas a sobreestimar la posibilidad de que algo bueno ocurra, mientras subestimamos que ocurra algo malo. ¿Es esto negativo? “De hecho, sin la predisposición del optimismo estaríamos todos ligeramente deprimidos. Las personas con depresión media, no tiene una predisposición cuando ven hacia el futuro, incluso son más realistas que la gente sana. Por otro lado, las personas con depresión severa tienen una predisposición pesimista”.

Pero, ¿Cómo mantenemos el optimismo de cara a la realidad? Es decir, si te dan unas nuevas estadísticas referente a la posibilidad que tienes de contraer cáncer. ¿Eso cambia tus creencias previas? Sí, dice Sharot, pero solo cuando las probabilidades son mejores a las que esperabas antes. Por ejemplo, si crees que tu probabilidad es de 50%, y el estudio dice que tienes sólo 30%, entonces es muy probable que la próxima vez digas “mi probabilidad es de 35%”.  Pero si antes pensabas que tu probabilidad era de 10% y te dicen que los estudios demuestran que es 30%, la próxima vez probablemente digas que piensas que es 11%. Lo que pasa es que la tendencia es a pensar  que la información positiva es  para uno, mientras la información negativa aplica a los demás. Por eso las campañas tipo “fumar mata” no sirven, porque la gente piensa, “sí, mata, pero sobretodo al otro tipo, a mí no”.

En otras palabras, nuestros cerebros son mejores recibiendo información positiva que información negativa. ¿Podemos cambiar esto? Sí, si estamos conscientes de la existencia de la predisposición del optimismo.

“La clave es el conocimiento. Ser concientes de la predisposición del optimismo no nos destruye la ilusión, entenderla no hace que éste se escape. Esto es bueno porque significa que deberíamos ser capaces de hacer un balance. Uno hace planes y reglas para protegerse del optimismo irrealista, pero al mismo tiempo, debemos mantener la esperanza.

Creo que este cartoon lo expresa perfectamente: si eres un pingüino que no crees que puedes volar, seguramente nunca lo harás; porque para hacer cualquier tipo de progreso necesitamos ser capaces de imaginar una realidad diferente, tenemos que creer que esa realidad es posible. Si eres un pingüino extremadamente optimista, que brinca ciegamente, esperando lo mejor, puede que te encuentres con un desastre cuando te golpees con el suelo. Pero si eres un pingüino optimista, que crees que puedes volar, pero ajustas el paracaídas a tu espalda, por si acaso las cosas no funcionan exactamente como planeaste, volarás como un águila, incluso si eres sólo un pingüino”

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Anuncios

2 pensamientos en ““Los optimistas son personas que esperan más besos en el futuro”

  1. Queenofthere, igual te recomiendo que veas la charla, porque ellos hicieron cualquier cantidad de investigaciones y experimentos, lo que ella dice allí no son opiniones, sino resultados de lo que ellos han descubierto de manera científica (al contrario de lo que podría ser lo que yo diga, en cuyo caso, sí es solo una opinión). Jaja, bueno, esa es mi opinión :). Hay muchas cosas interesantes de las que habla en la charla que no metí en el post.

  2. Muy interesante, yo lei absolutamente todo al reves. No se si tenga que ver con depresion AT ALL. Yo creo que es una cosa de left/right brain. Yo veo al pinguinito con el paracaidas y lo veo tan paranoico y tan preventivo que jamas tendra la sensacion de “volar” solo, jajjaa. Creo que en un examen la gente inteligente y estudiosa si sale bien piensa que el examen estuvo facil si sale mal, no estudio lo suficiente o el profesor se paso de lo peluo del examen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s