Reducir, COMPARTIR, reusar, reciclar

 “¿Qué es lo que hace que tengas la habilidad de preocuparte por el ambiente? Es el hecho de que eres lo suficientemente rico como para no tener que preocuparte por que tus hijos se mueran mañana”. Bjorn Lomborg*

Auch, eso dolió.

Sin embargo, es totalmente cierto.

Y luego de recuperarme del golpe, pensé: precisamente, porque puedo, por eso me preocupo, precisamente porque hay mucha gente que no puede hacerlo. Luego recordé algo, que aunque parezca obvio, no lo es (tomado del libro The story of stuff de Annie Leonard). Sí, hay que reducir, y reducir y reducir el consumo de todo lo que contamina. Tú y yo, que tenemos tiempo de escribir o leer este blog. Pero eso no aplica a todo el mundo, sino solo a aquellos “que no tenemos que preocuparnos porque nuestros hijos mueran mañana”. Las personas que no pueden preocuparse de otra cosa que no sea la propia sobrevivencia, tienen que aumentar el consumo. Entonces, en el mantra de  la ecología, Reducir, Reusar, Reciclar, habría que meter COMPARTIR, o encargarse de que otros aumenten el consumo, para que así puedan vivir, y no solo sobrevivir.

Este año decidí que para celebrar mi  aniversario de casada, cumpleaños y  Día de la Madre, no quería que me dieran regalos. ¿Para qué? He tenido muchos cumpleaños,  aniversarios y días de la Madre.  Todos los regalos que me han podido dar, ya me los dieron: las flores, los chocolates, la ropa, etc (a excepción, por supuesto, de todos los regalos hechos por mis hijos).  Disfruté mucho mis regalos y siempre estaré agradecida por ellos, recordándolos con cariño. Pero he cambiado, y de verdad quiero reducir el consumo para ayudar el planeta, aunque suene a niñita de 6 años haciendo un afiche para su colegio. La plata que se hubiera gastado en eso, la he estado donando para que otros aumenten el consumo.

Otra cosa que se puede hacer, para que los que más lo necesiten aumenten su consumo, es fijarse a quién le compramos. En el portal Good Guide pueden saber qué tan socialmente responsable ha sido la fabricación de un producto, por ejemplo (aparte de saber qué tan bueno es para nuestra salud y para el ambiente). También podemos fijarnos si las compañías a las que compramos, tienen el respaldo de organizaciones que se encargan de vigilar que esto sea así, como el Women’s Enterprise Council ¿Sabían que las mujeres constituyen el 66% de la fuerza de trabajo mundial, pero solo ganan el 10% del ingreso? (Tomado de Full Circle Exchange, citando United Nations Development Fund for Women). Pareciera que es buena idea comprarle a las mujeres, ¿no les parece?

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

* http://globalpublicsquare.blogs.cnn.com/2012/06/18/environmental-summit-misguided/

Anuncios

7 pensamientos en “Reducir, COMPARTIR, reusar, reciclar

  1. Pingback: Lo que no sabía sobre el reciclaje | La chica del panda tattoo

  2. Pingback: ¿Sabías que hay aproximadamente 5.000 personas sordociegas en Venezuela? | La chica del panda tattoo

  3. Pingback: Reusar y compartir « La chica del panda tattoo

  4. Pingback: La chica del panda tattoo

  5. Pingback: Mis ecodatos de Ciudad de Panamá « La chica del panda tattoo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s