Aligerar para volar


Seguimos tirando peso por la borda de nuestro gran globo de aire.

Salió el lavaplatos, salió una parrillera. Salieron dos sillas, cada una retirada de nuestro domicilio por personas que, sin estar relacionadas entre sí, vinieron en bicicleta, y se las llevaron de la misma manera ¿Podría  extrapolarse que a la gente que compra sillas en internet, le gusta andar en bicicleta ? Jeje.

Estoy tratando de recordar alguna de las más de 45 cosas que hemos vendido hasta ahora (según la lista que lleva Mercado Libre) , pero me cuesta: una vajilla de platos cuadrados, los zapatos de flamenco de mi hija, un sofá – cama …

Casi todo se va, y seguimos viviendo. Seguimos aquí. Somos mucho más fuertes de lo que pensamos, somos mucho más fuertes de lo que la publicidad nos quiere hacer creer. Sí se puede vivir sin tener un refrigerador lleno, sí se puede vivir sin tener una casa llena. Lo que de verdad hace falta que esté lleno en una casa, es el corazón de los que la habitan. Nada más.

Por. Michelle Lorena Hardy -Chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s