Nuestras poses moldean quiénes somos

Vi una charla en Ted.com que no quería compartir con ustedes. Iba a ser mi secreto, porque ¿y si me descubrían? Es que esa charla es sobre engañar. Pero no a los demás, aunque eso sale como efecto secundario. Es sobre engañarse a uno mismo. Amy Cuddy, la charlista, dice que nuestras poses moldean quiénes somos.

El poder siempre se ha relacionado en el reino animal con expansión del cuerpo, como cuando un gorila sube sus brazos. Lo mismo sucede con los humanos. Por ejemplo, cuando triunfamos en una competencia, casi siempre levantamos los brazos. Así mismo, las personas que tienen poder, tienen un lenguaje corporal diferente a las que no lo tienen.

Sin embargo ¿es posible que el cuerpo engañe a la mente? Es decir, que si adoptamos una pose poderosa, como la de la Mujer Maravilla, por ejemplo ¿Nos engañaremos a nosotros mismos, convenciéndonos que somos poderosos? Según los resultados de su investigación, sí es posible. Si adoptamos por dos minutos al día una posición poderosa, nos convenceremos de nuestro poder.

Cuddy dice que este conocimiento es fundamental para las mujeres, quienes permanentemente se sienten menos poderosas que los hombres. Yo añado que es muy interesante que una de las posiciones de falta de poder que ella pone como ejemplo, sea  cruzar las piernas, que es la usual posición que nos enseñan a las mujeres para vernos elegantes y bonitas ¿Casualidad?

Cualquier otra pose que haga que uno se vea más pequeño, como agachar la cabeza, encorvarse, o estar metido de cabeza en el teléfono inteligente haciendo todo lo anterior, son de falta de poder. La peor posición es agarrarse el cuello, pues quiere decir que incluso estás tratando de protegerte.

La semana pasada mi hija de casi ocho años llegó muy perturbada por un drama de niñas en el colegio, que no parecía grave. Sin embargo, la escuché atentamente y traté de ayudarla con el típico discurso de mamá. Nada. Así que le dije que la próxima vez que esa niñita viniera con otra antipaticada, que le hablara “así” (y me puse en la pose de la Mujer Maravilla). “Así, párate, así “,  y la hice que adaptara la misma pose que yo. Lo hizo, dejó de llorar y hasta sonrió.

Al final de la charla, Cuddy recuerda que ellos habían empezado la investigación pensando que las personas podían engañarse a sí mismas hasta lograr hacer lo que querían (fake it until you make it) , pero que terminaron con un paso más adelante, convencidos de que tambíén podían engañarse hasta convertirse en lo que querían (fake it until you become it).

Aquí les dejo el link a la charla, véanla que es muy inspiradora, sobretodo por la historia personal de Cuddy.  Con subtítulos en español: Your body language shapes who you are

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Anuncios

6 pensamientos en “Nuestras poses moldean quiénes somos

  1. Qué interesante!!! El lenguaje corporal tiene mucha influencia sobre las personas, es muy poderoso y debe saberse utilizar… Me ha encantado leerte. Saludos, chica panda.

  2. Jejejejeje me imagino a las dos con la pose de mujer maravilla!!! … love your stories!!!! muchos cariños desde mi hogar!!!…

  3. Tal cual el lenguaje corporal.. una de tus etiquetas..que bueno que lograste que sonriera ..Que Dios y la Virgen las bendigan. Mami

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s