Cómo ver la belleza cuando no es obvia

Los venezolanos tienen fama de ser muy trabajadores, y además, no tienen complejo de superioridad, me dijo un  panameño. Eso fue hace varias semanas y ayer, caminando por la parte de atrás de un edificio que tenemos al lado, vi la mitad trasera del cuerpo de una rata entre la basura que usualmente está regada por allí.

Toda la indignación que se puedan imaginar me invadió. Traté de no decir nada, pero no podía. ¿Cómo era posible? Tenía que decírselo a alguien, pensaba mientras caminaba. Entonces le dije a una señora que estaba entrando por el portón, manejando su carro que -por si no sabía- había una rata en la parte de atrás de su edificio. La señora me responde: ¡Qué asco! Y pobrecito Flofy (o el nombre de su perro). Míralo está aquí y señala el asiento de al lado. ¡Allí es donde él va a pasear!

No le respondí, porque sabía que no podría hacerlo civilizadamente. No hablé más del asunto, pero no podía olvidarlo… la rata, la rata … ¡Nunca en mi vida había visto algo así! Pero de repente me di cuenta que era mentira. Hacía muchos años, en mi casa en Caracas, cuando se descubrió por fin qué era el ruido de ¡uuuh uuuh!, que daba la impresión de que hubiera un fantasma, nos dimos cuenta que era un ratón muerto que se había quedado atorado en la parte de atrás de la nevera. Así mismo, recordé  otros encuentros con esos seres, también en mi casa en Caracas, y en los estacionamientos de Walmart, tanto en Miami como en Guadalajara. Aun así, seguía indignada ¡Cómo era posible!

Decidí  oír y ver con atención ¿Qué podía aprender de Panamá? ¿Dónde estaba lo bello?

Dos veces había comido con panameños en sus casas, y en ambas ocasiones habían rezado antes de comer. En una de esas ocasiones, uno de ellos dijo,  con una sonrisa en la cara, como quien cuenta un chiste :

– ¡Vamos a pedir por lo que no tenemos y dar gracias por lo que sí tenemos!

Alguien le respondió, con la misma ligereza:

– Pero si tenemos todo, no nos falta nada.

-¡Sí nos falta! Amor, humildad…

Humildad es precisamente  lo que quiero pedir hoy, para así honrar la imagen que tienen los panameños de los venezolanos. Yo escojo si quiero ver lo bello o lo feo, y tengan por seguro que lo bello, siempre está por ahí. Lo que sucede es que la habilidad de ver la belleza cuando no es obvia, es como cualquier otra habilidad. Hay que dedicarle tiempo y practicar y practicar, si uno quiere hacerse experto.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s