Casi una ecofamilia

La verdad, ¡Oh la verdad!

Esta es la verdad/ confesión respecto a lo que fue nuestra Hora de la Tierra.

No fue como planeado (comida a la luz de las velas y juegos de linternas).

Antes de empezar, consideren que este año ¡Sí nos acordamos! Mientras que el año pasado se nos olvidó.

Lo que pasó: debido a la nube de humo que cubría a Ciudad de Panamá durante los últimos días, salimos a la playa durante el fin de semana. Mientras estábamos allá, aunque sí nos acordamos de la Hora de la Tierra -y estuvimos en el hotel a esa hora para apagar las luces- se nos quedaron las linternas, y no hubo manera de apagar la televisión sin que mi hijo menor se pusiera a llorar. Ya sé, somos un despelote, no me lancen tomates please. Pero, pero… por lo menos la televisión y el aire acondicionado eran lo único encendido. Sí apagamos el Ipad y no llevamos a la playa ni Ipod, ni nook, ninguna laptop  y sólo nos trajimos un celular … y bueno… y la cámara de fotos.

Ya aquí en la ciudad de nuevo, me puse a pensar qué podía hacer con unas botellas de plástico de un litro que habían caído en mis manos. Así recordé algo que he debido haber hecho hace tiempo y lo hice (por fin): llenarlas de agua y meterlas en el depósito de agua de las tasas del baño (pocetas) para que cada vez que se jale la cadena se use menos agua. Ni modo, en este caso, más vale tarde que nunca.

Do not leave  lights on

Do not leave electronics or lights on if they’re not been used or needed / No dejes los electrónicos o las luces prendidas si no están siendo usadas o necesitadas.

Lo que sucede es que en estos días en que la recolección de basura en la ciudad está siendo afectada por el incendio en el vertedero del Cerro Patacón, estamos poniendo especial interés en buscarle otro uso a los envases y otros materiales que usualmente van a la basura. La cuestión de reusarlos o reciclarlos no es ni cercano a perfecto, pero queremos que nuestra basura no sea un problema más en la ciudad.

El dibujo de arriba lo hizo mi hija, y es parte de una serie de 21 carteles que pintó para pegar en el colegio con el mensaje de ahorro de agua y electricidad (debido a una campaña que tienen en varios grados de primaria). Ella ha empleado muchas tardes haciendo eso, así que si les gusta, o les inspira éste, cuéntenme para decirle.

No crean que los 21 carteles hacen que ahora en esta casa no se bote agua o no se dejen luces prendidas. Esta mañana, antes de salir al colegio, por ejemplo, había un grifo con agua corriendo en el lavamanos de un baño vacío. ¡¿Qué hace este chorro abierto?! Grita la mamá, y la hija de los 21 carteles de ahorro de energía y agua, saca la cabeza desde su habitación, mientras responde: … es que me estaba cepillando los dientes…

Por Michelle Lorena Hardy –  Chicadelpanda.com

Anuncios

5 pensamientos en “Casi una ecofamilia

  1. Jajaja , sí, tu ahijada también regaña a su hermanito menor . Es cierto, la concientización es mucha más importante que la acción en sí, como que estamos conectadas, porque hace poco estaba pensando en eso : ).

  2. Que belleza de dibujos hace mi ahijada!!!… y no importa q se le olvide apagar la luz o no cerrar el grifo, porq ya el trabajo está hecho, lo está concientizando, y eso es lo más importante… ahora sólo falta poner en práctica lo q aprendió!… así le pasa a Dani… y a veces le arma rollo a Ale por dejar el agua corriendo… jejejeje— besos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s