Pasar de consumidor verde a ciudadano en acción

Hoy me desperté con ganas de salvar el mundo, pero igual que Elastigirl, resulta que tengo responsabilidades de mamá, etc, y no puedo ponerme el traje de superhéroe. ¿O estoy errada? ¿Qué fue lo que había escrito yo sobre cómo meter los ideales en este presente imperfecto ?

Lo leí (léanlo) y ya me acordé. Así que siguiendo ese magnífico post que escribí y565993-elastigirl_full_length_large que ya hoy se me había olvidado, procedamos a reducir las expectativas hasta llegar a lo esencial de lo que quiero hacer, y más importante aún, de lo que puedo hacer hoy: traducir el magnífico video inspiracional de The story of change (hacer click en imagen)  para todos aquellos que no puedan ver el video. Aquí va (por cierto, ¿sabías que Annie Leonard, ha visitado más de 40 países averiguando de dónde sale la basura?) :

En la primera temporada de “La historia de las cosas” (video de 20 minutos en post anterior a éste) vimos un sistema que crea demasiadas cosas y demasiado poco de lo que en realidad queremos. Ahora vamos a empezar a ver las historias detrás de “La historia de las cosas”. Ahí es donde encontraremos cómo revertir esta situación. Bienvenidos a la temporada 2 : por qué los ciudadanos (y no los compradores) son la clave para un mundo mejor. 

story-of-change-annie-leonard-1-537x402

Desde que aprendí de dónde vienen nuestras cosas en realidad, y cómo este sistema está destrozando a la gente y al planeta, he estado tratando de averiguar cómo podemos cambiarlo. He leído muchos de estos libros: “Cien maneras de salvar el planeta sin salir de tu casa” ; “Cincuenta cosas sencillas que puedes hacer para salvar el planeta” ; “El pequeño libro verde de compras”. Pensé que éstos libros podían tener las respuestas; pero sus tips siempre empiezan aquí, comprando mejores cosas; y todos terminan aquí, reciclando todas esas cosas cuando ya terminé con ellas.

Pero cuando hablamos de hacer un cambio, esta historia de ser verde, aunque la vemos por todos lados, tiene unas cuantas deficiencias graves. Dice que si me convierto en comprador más inteligente, y le digo a todos mis amigos que hagan lo mismo, ya he hecho lo que me toca, y que si no compro todas estas cosas verdes, entonces es mi culpa que el planeta esté siendo destruído. ¡Esperen un momento! ¿Mi culpa? Yo no escogí poner productos tóxicos en los estantes, o permitir mano de obra que es prácticamente esclavitud en las fábricas alrededor del mundo; yo no escogí llenar las tiendas con electrónicos que no pueden ser reparados y que tienen que ser desechados; yo no escogí un mundo en el que algunas personas pueden pagar el costo de ser verdes, dejándonos a los demás como destructores irresponsables del planeta.

Por supuesto, cuando compramos, debemos comprar lo que sea menos tóxico, así como los productos más justos que podamos. Pero no es que son los compradores el origen del problema. Son las malas políticas y los malos negocios, y es por eso que las soluciones que en realidad necesitamos no están a la venta en el supermercado.

Si realmente queremos hablar de salvar el mundo, no podemos hablar sólo de los consumidores votando con sus dólares. El cambio real ocurre cuando los ciudadanos se unen para demandar reglas que funcionen.

Miren, es importante tratar de ser verdes. Como dijo Gandhi “sé el cambio”. Vivir nuestros valores en pequeñas maneras nos muestra a nosotros y a los demás que de verdad nos preocupamos. Así que es un magnífico sitio para empezar, pero es un sitio terrible para deternerse. Después de todo, ¿Nosotros sabríamos quién fue Gandhi si él sólo hubiera cosido su propia ropa y se hubiera sentado a esperar que los británicos abandonaran la India?

Así que ¿cómo hacemos un gran cambio? Para responder a esta pregunta, me fui para atrás a ver a Gandhi, al movimiento anti-apartheid en Suráfrica, al movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos y a las victorias ambientalistas de los 70’s. Ellos no sólo fastidiaron a la gente para que perfeccionaran sus decisiones diarias, ellos cambiaron las reglas del juego.

Resulta que hay tres cosas que ocurren cuando la gente se junta y en realidad cambian el mundo: primero, comparten una gran idea sobre cómo las cosas pueden ser mejores, no sólo un poco mejor para unas cuantas personas, sino mucho mejor para todos. Y no sólo se van por las ramas, sino que van al corazón del problema (en la imagen muestran “no es que queremos 20% menos segregación racial sino NO segregación”), incluso cuando quiere decir cambiar sistemas que no quieren ser cambiados… y eso puede asustar.

¡Hey! Millones de nosotros ya compartimos una idea sobre cómo las cosas deben ser mejores. En vez de esta economía dinosáurica que se enfoca sólo en ganancias corporativas, queremos una nueva economía que ponga productos seguros, gente feliz y un planeta sano, primero que nada. ¿No es para eso que una economía debería existir? Tratar de vivir de manera eco- perfecta es como tratar de nadar en contra corriente, cuando la corriente nos está empujando a todos hacia el otro lado. Pero al cambiar lo que nuestra economía prioriza, podemos cambiar esa corriente, de manera que la manera correcta de hacer las cosas se convierta en lo más fácil de hacer.

Segundo, las millones de personas ordinarias que hacen estos cambios extraordinarios, no trataron de hacerlo solos. No dijeron “yo voy a ser más responsable”, dijeron “nosotros trabajaremos juntos hasta que el problema esté resuelto”. Hoy es más fácil que nunca trabajar juntos. ¿Se pueden imaginar lo difícil que fue mandar un mensaje a través de India en 1930? Ahora podemos hacerlo en menos de un segundo.

Finalmente, estos movimientos tuvieron éxito en crear cambio porque tomaron su gran idea y su compromiso de trabajar juntos, y luego se pusieron en acción. ¿Sabían que cuando Martin Luther King Jr. organizó su marcha  en Washington, menos de una cuarta parte de los americanos lo apoyaban? Pero eso fue más que suficiente, porque esas personas que lo apoyaron, se fueron a la acción. ¡Hicieron cosas! Hoy 74% de los americanos apoyan leyes más fuertes hacia los químicos tóxicos; 83% quieren leyes de energía limpia; 85% piensa que las corporaciones deberían tener menos influencia en el gobierno. Tenemos la gran idea y el compromiso, es sólo que no hemos transformado todo esto en acciones masivas aún. Y esta es nuestra única pieza faltante.

Así que ¡hagámoslo! Hacer un cambio real requiere de todos los tipos de ciudadanos, no sólo de gente que proteste. Cuando te das cuenta en  qué eres bueno, y qué te gusta hacer, encajar no parece tan difícil. Lo que sea que tú puedas ofrecer, lo necesita un mejor futuro. Así que pregúntate: ¿qué tipo de hacedor de cambio soy?  Necesitamos investigadores, comunicadores, constructores, personas que resisten, cuidadores, networkers (personas que ponen en contacto a otras entre sí). En  storyofstuff.org puedes  explorar estos tipos de hacedores de cambios y encontrar tu primer o siguiente paso para tomar acción. Ser un ciudadano responsable empieza con votar, ésa es una de las cosas básicas que todo el mundo tiene que hacer, pero se pone mucho más emocionante cuando uno pone los talentos propios junto con miles de otros.

Yo sé que cambiar un sistema económico completo es un reto gigantesco. No es fácil ver un camino claro desde donde estamos ahora hasta donde tenemos que ir, y no hay diez simples cosas que podemos hacer sin salir de nuestros sofás. Pero el camino no comenzó claro para estas personas tampoco (Gandhi, Martin Luther King Jr. etc). Dr. King dijo: fe es tomar el primer paso aunque no veas la escalera completa. Así que trabajaron duro para organizarse. Practicaron los pequeños actos que hicieron crecer sus músculos citadinos y mantuvieron el enfoque en su gran idea, y cuando el momento estuvo listo, ellos estuvieron listos.

Es tiempo para que nosotros estemos listos también, listos para hacer cambios y escribir el próximo capítulo de la historia de las cosas. 

Posteado por Chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s