Mantener la calma y enfocarse en períodos de cambio

keep-calm-and-focus-81

En períodos de cambio es fácil perder la concentración. Entran nuevas variables a la vida  y de repente está uno más enrollado que el cajón de cables de la casa.

Varias personas me han dicho que ya debería estar acostumbrada a los cambios, sobretodo a las mudanzas, ya que he tenido tantas. La respuesta es sí y no. Sí, porque tomo medidas de precaución, la más importante de todas, me simplifico todo lo que puedo. Pero la respuesta es también no, porque por más organizada y simplificada que esté, por más experiencia que tenga,  siempre salen situaciones inesperadas.

En las últimas semanas ha habido unos cuantos cambios a nivel laboral y de rutina en esta casa. Todos cambios buenos, la vida es cambio, si no cambiamos, empezamos a morir lentamente. Los cambios traen emoción y sabor a la vida; pero los cambios también  pueden producir mareo … ¿en dónde es que estoy parada?

Cuando eso me pasa, me pongo a meditar…. jajaja, mentira, me encantaría decirles que me pongo a meditar, pero no es verdad. A lo mejor en un futuro eso se convierta en una realidad, pero por ahora, sólo me detengo, descanso, antes de que sea el cuerpo el que se termine de enfermar para obligarme a parar.

Después de descansar un poco – a veces bastante más que un poco – encuentro el centro de nuevo. ¿Cómo? Asimilando la famosa cita de Leo Babauta del blog Zenhabits : Identifica lo que es más importante para ti y elimina todo lo demás.

Evidentemente, es mucho más fácil decirlo que hacerlo: ¿elimino lavar los platos, por ejemplo? Mmmm … lo importante no es lavar los platos, es tenerlos limpios para que mis hijos coman, y es importante que ellos coman, porque ellos – y mi esposo y demás seres queridos – son lo más importante para mí. Entonces queda si ese “lavar los platos” se puede delegar, o si hay alguna otra manera de darles de comer. En un programa de Anthony Bourdain vi que en ciertos países comen en hojas de plátano, con la mano … mmmm…

Un poco de humor y amor ayuda también.  Reconocer que la vida tiene altos y bajos y que estar abajo es tan normal como estar arriba. Sobre todo para los que somos padres (ver punto 4 del post Los tabúes sobre criar hijos )

Ya recordé qué es lo más importante para mí, mejor dicho, quiénes. De repente el planeta vuelve a su órbita y todo tiene sentido otra vez. Ahora a seguir con todos estos cambios tan emocionantes que hacen que uno se sienta vivo.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s