Un día o un año sabático, tú escoges

2013-05-22-kisalala-stefan-sagmeister-covers

Tomarse un año sabático para hacer lo que uno quiera cada siete años ¡Suena increíble!

El diseñador Stefan Sagmeister cuenta su experiencia (ya se ha tomado tres) y dice que el primero empezó bastante mal, hasta que se dio cuenta que tenía que organizarse un poco. ¿Cuál ha sido el resultado de tomárselos? Un renovado entusiasmo por su trabajo, así como haber encontrado las semillas que luego  dieron origen a su trabajo creativo en los siguientes siete años.

En su breve charla, Sagmeister nombra a diversas personalidades que se toman su tiempo libre (cerrando por meses sus compañías), así como a empresas famosas (Google y 3M, por ejemplo) que le permiten a sus ingenieros dedicar un porcentaje de su actividades a sus propios proyectos. Así que no parece tan descabellado. ¿Qué tal meter un año sabático en la lista de cosas por hacer? O, para empezar con las expectativas un poco más bajas, ¿Qué tal un día completamente sabático, cada siete días?

 

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

(Charla con subtítulos en español aquí)

Anuncios

Cree

cropped-aaaalmfg03ccaic76t.jpg

Llego a la caja justo a tiempo para oír al señor mayor que está delante de mí, decir triunfante: ¡Feliz de estar vivo!  La cajera me dice que el señor va todos los días al supermercado, y que todos los días está con el mismo buen humor.

En el Parque Omar un señor muy, pero muy mayor está hablando con una de las guardias. Está paseando un perrito. La guardia me cuenta que el señor tiene más de noventa años y que todos los días va al parque a pasear su perro que está ciego.

Hoy estoy feliz de estar viva también. Y quería contarles una cosa: anteayer me sorprendí oyéndome decir que este asunto de vivir de manera ecológica era algo en lo que creía y que era muy chévere vivir según lo que creía. Es decir, usé la palabra creer, una palabra que se usa en las religiones. ¿Estoy en peligro de caer en una secta ecológica? ¡Tanta caminadera  y servilleticas de tela! Esto se está poniendo sospechoso. ¡Cuidado! Mmmm. Sí. Ya me mandaron un email alertándome de las sectas, no crean.

El asunto de desenchufarse de lo que se espera de mí, de los comerciales, etc, libera. Es dejar de buscar la vida que me venden todos los días, de tener más, estar más cómoda y tener más dinero, por la vida que me provoca vivir. Esta vida tiene más que ver con conectarse con los demás seres vivos – empezando con los seres humanos que quiero – e incluso con los no vivos (o que se me han adelantado en este viaje). Tiene que ver con conectarse con los otros seres que apoyan mi propia existencia, sin los cuales mi propia vida sería imposible. Tiene que ver con conectarse con todo lo que una máquina no puede hacer por mí. ¿Y saben qué? ¡Me gusta!

 

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Deseo que te vaya aun mejor

AA76270_534169356597371_571344445_n (1)

Cómo ser un optimista

A continuación voy a dar los tips de David Mezzapelle en Huffington Post  (original en inglés) junto a  unas palabras añadidas por mí.

1- Sé agradecido

Gracias A. F.  por enviarme este link … y por todos los otros motivos de agradecimiento  número 2, 3, 4 , 5 , 6 …1.000.000.000 …

2- Comparte tus historias

Ayer me encontré dos chocolatitos de una marca que no me fascina en mi carro. Se los regalé al vigilante de una tienda. Como respuesta, me dio las gracias, e inmediatamente llamó al otro vigilante, para darle uno de los chocolates.

3- Perdona

Esas personas causantes de xxxxx… los perdono.

4- Sé un mejor oyente

Entendido. Seré mejor oyente.

5- Convierte la envidia y los celos en energía

Una vez un amigo de la universidad – quien tenía problemas graves de drogadicción -me dijo: así estés tirado en el piso, cuando un amigo tuyo pase por al lado de ti con un Ferrari o un Porsche, tienes que desearle que le vaya aun mejor. Siempre he sospechado que no fue sólo una reflexión, sino que le sucedió en la vida real.

6- Sonríe más, arruga la cara menos

… incluso si los que te rodean no te sonríen.

7- Ejercita, toma una dieta sana y toma vitamina D

Me ha servido considerar el auto como segunda opción cuando me transporto sola. Así camino más.

8- Piensa en positivo

 ¿Dónde está el pony que hizo toda esta caca? Es el final de un cuentito que leí hace mucho. Dos niñas entran en una habitación llena de caca: una de ellas se espanta y sale asqueada; la otra dice esa frase.

9- Deja de culpar a los demás

Ok.

10- Entiende que el pasado no determina el futuro

Mejor enfocarse en ahora.

¿Puse una sonrisa en tu cara? Entonces sirvió este post. Si es así, déjamelo saber.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

“Actitud de turista”

La mayor parte de las personas pasa el 80% del tiempo pensando en el pasado o en el futuro, pero nunca están aquí. Y cuando están pensando en el pasado o en el futuro su nivel de felicidad baja. Por otro lado, cuando estamos en el aquí y ahora, nuestro nivel de felicidad sube. Esto lo averiguó Mario Chamorro cuando estaba investigando sobre una idea que se le había ocurrido: si uno tiene actitud de turista, aunque no estés de viaje, puedes ser mucho más feliz. ¿No dice uno cuando se está de vacaciones, hoy es mi día de vacaciones y voy a disfrutármelo al máximo?

En algún punto del tiempo tuve el siguiente pensamiento: las casas, apartamentos u hoteles de vacaciones me relajan, usualmente soy feliz en ellas. ¿Qué tienen de diferente con mi propia casa? Para empezar son más pequeñas, y segundo, tienen muy pocas cosas. Eso fue en ese entonces. Vengan ahora a mi apartamento y verán que ya no hay tanta diferencia. A lo mejor hay más electrónicos y más juguetes de lo que encontrarías en una casa de vacaciones, pero eso es todo. ¡Ah! Y flores o ramas de eucalipto, o similares. Como no tengo mucha decoración permanente, ellas  le dan color a la casa.desmotivaciones-de-sentimientos-musica

¿Qué hace uno cuando está de viaje? En mi caso, tomo fotos, camino, voy a sitios en los que nunca he estado y estoy con una predisposición de pasarla bien. ¿Podemos hacer algo de eso en el día a día? ¿Meterle un poco de diversión o de fascinación a un día cualquiera? Yo creo que sí.

Por Michelle Lorena Hardy –  Chicadelpanda.com

Seguimos siendo minimalistas

Allí estábamos el otro día, en pleno tranque en el Corredor Sur, cuando la naturaleza decidió darnos un regalo. Un arcoíris se levantaba sobre el cielo nublado, como diciendo, sí puedo, sí puedo vencer estas nubes grises, sí puedo. Más  abajo, la simplicidad misma: un bote de pescadores en el mar.

Simplicidad,  ésa es la idea que he estado tratando de incorporar a mi vida (irónicamente, una misión complicada dado que tengo dos hijos). Una manera de lograrlo es reduciendo la cantidad de cosas que poseemos y quedarnos solo con las más importantes.

Lo que hago normalmente es  recoger lo que no se usa en la casa y meterlo  en una bolsa que escondo en un closet. Cuando comencé esta práctica, dejaba la bolsa de donación  agarrando polvo por meses, esperando el momento en que me hiciera falta algo, para así no tener que regalarlo. Sin embargo, ya que ahora estoy más experimentada, dono las bolsas casi inmediatamente.

Donar lo que no necesitamos se ha convertido en un hábito porque tiene sus ganancias. Por un lado, nos sentimos bien al saber que estamos ayudando, y por otro, es un peso que me saco de encima, ya que son cosas que no tengo que organizar,  limpiar, ni recoger del piso. Así mismo, tener menos cosas materiales en qué pensar, me da espacio mental para otras no materiales, como lo son las palabras que me gusta escribir.

Me he dado cuenta que mientras necesito menos, me siento más feliz, porque me siento más libre. Así que si no eres feliz a pesar de tenerlo todo, podrías intentar  tener menos cosas materiales, en vez de tener más.

Por: Michelle Lorena Hardy    Chicadelpanda.com

Cuando voy más lento puedo decidir

Una servilleta de tela de cuadritos azules para mi hijo, otra de cuadritos rojos para mi hija, dos cintas de esas que se usan para hacer lazos o moños a las niñitas, y de repente la merienda de mis hijos tenía un toque mágico, artístico, como aquellos capuchinos con figuritas que a los baristas inspirados les encanta hacer. Adentro, unas galletas. No es tan romántico como suena, las galletas no eran hechas a mano y no eran cestas, sino loncheras, pero igual me gustó como quedó.  Lo mejor  fue que no me propuse a hacer algo bonito, sino que así salió, con lo que tenía en la casa y, sobretodo, por evitar usar  lo más rápido que es el plástico.

Es que eso es lo que nos pasa a diario: sacrificamos placer y  gusto por escoger  lo más conveniente o rápido. La cuestión  no es que existan soluciones convenientes o rápidas, todos los usamos, o por lo menos la mayoría de los que vivimos en ciudades y en sitios en que hay que estar puntuales en ciertos sitios. La cuestión es que eso sea el default mode, que esa sea la escogencia automática. Mejor sería que la escogencia automática fuera la ruta  larga, con el paisaje bonito, hablando con alguien, absorbiendo todo lo que vemos y sentimos.  Si no se puede esa ruta, porque estamos cortos de tiempo (¿o pobres de tiempo?) , pues nos subimos a la moto (metafóricamente hablando), – y arrancamos por el atajo feo y lleno de basura.

Lo que sucede es que usualmente lo más conveniente y rápido, es lo que genera más basura. Piensa en lo que se desecha, por ejemplo, en un restaurante de comida rápida, versus un restaurante de comida lenta, o en casa. ¿No vale la pena ir más lento?

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

“Yo soy quien soy sin mis cosas y sin importar qué tenga en mi agenda”

“Si todas estas cosas se fueran mañana ¿Qué extrañaría?” dice Julie Morgenstern, autora y experta en organización.

When organizing isn’t enough, shed your stuff, change your life se llama el libro que escribió (cuando organizar no es suficiente, deshazte de tus cosas, cambia tu vida). La palabra “shed” es usada a propósito para recordar los siguiente:

S eparate the treasures, separa los tesoros. Ella dice que sólo un 10 o 20 % de nuestras cosas son tesoros, esas cosas que de verdad extrañaríamos si no las tuviéramos.

H eave the trash, tira la basura. Para ella, todo lo que no es tesoro, es basura. Lo que esté en buenas condiciones, regalarlo o donarlo (yo añadiría o venderlo, también), lo que se pueda llevar al reciclaje, reciclarlo. También se refiere a las cosas que tienes por hacer, se debe delegar todo lo que se pueda.

E mbrace your identity from within, asume tu identidad desde adentro. Uno se siente energizado al deshacerse de las cosas, pero también te enfrentas a una pared de pánico: ¿Quién soy yo sin mis cosas, sin mi agenda de locura? Entonces tienes que asumir tu identidad: yo soy quien soy sin mis cosas, y sin importar qué tenga en mi agenda.

D rive yourself forward, conduce hacia adelante. Experimenta y explora. ¿A donde voy desde aquí? “Yo le digo a la gente que hagan algo completamente fuera de su camino, algo que no se imaginen haciendo. Algo que ni siquiera sea parte de sus metas. Cuando hice esto hace unos años, hice gimnasia (tipo gimnasia olímpica )”. Los entrevistadores se ríen, y ella se ríe también: “¡Sí, lo sé, es una locura ! Pero ahora, en mi vida, cuando quiero ser valiente y moverme en una dirección nueva – pero me da miedo – me digo a mí misma: si puedo hacer a one arm carwheel (una estrella con una sola mano) , entonces puedo hacer esto”.

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com