Mi mascota es un monstruo

La semana pasada vi la película Water Horse (Mi mascota es un monstruo, 2007) con mi hija. Ella oficialmente no la estaba viendo porque le daba miedo,  solo estaba pintando, pero poco a poco se fue arrimando hasta la tele, y al final de la película ya estaba conmigo, gritándo “¡Qué peligro ese niño, pobrecito!”

Es una película para niños, definitivamente, aunque está simpática por el twist que le dan a la leyenda del Mounstruo de Loch Ness, ya que dicen que la famosa foto de 1934 es un engaño, pero que la historia detrás de ella es real. Un poquito desilusionante para mí, debo admitir, porque disminuyen al magnífico monstruo a categoría de mascota.

 chicadelpanda.com

@chicadelpanda

Anuncios

Ángeles en los libros que estoy leyendo

Comencé  a leer el  libro sobre resiliencia Los Patitos Feos, y voy por el libro 3 de la trilogía La Materia Oscura: el primero, de  psicología, el segundo,  de fantasía. Sin embargo, ambos  mencionan a los ángeles. Me llamó la atención la siguiente frase,  de  Los Patitos Feos:

“Durante mucho tiempo me he preguntado contra qué podía rebelarse un ángel, si todo es perfecto en el Paraíso. Hasta el día en que comprendí que se rebelaría contra la perfección. La existencia de un orden irreprochable provocaba en él un sentimiento de no vida.”

No sé a ustedes, pero a mí de repente el diablo me cayó buenísimo.

Por otro lado, la trilogía de Philip Pullman también voltea de cabeza la concepciones que hemos heredado de la Iglesia Católica. Yo diría que es tan polémico como el Código de Dan Vinci… y por supuesto, también se mete con los ángeles.  Para muestra un botón, los dos ángeles que ayudan a Will, uno de los niños protagonistas – Balthamus y Baruch – son evidentemente homosexuales.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

La polémica trilogía La Materia Oscura

“I wanna know what love is” canta Mariah Carey en una versión del famoso oldie. Todos queremos saberlo, pero en la práctica ¿Para qué? Es como decir quiero saber qué es el chocolate. El hecho de que lo sepas no sirve de nada, lo que tienes que hacer es probarlo.

Estoy leyendo La Daga, la segunda parte de la saga de Phillip Pullman La Materia Oscura, (o la continuación de La Brújula Dorada, como llamaron a la película basada en el primer libro, que en realidad se llama Luces del Norte). La primera parte es espectacular, debido al gran derroche de imaginación. Pero cuando se pone interesante es en el segundo libro, pues en éste se está preparando una guerra en la que uno de los personajes busca -nada más y nada menos-  matar a la Autoridad máxima del universo, al Creador. En un despliegue de aventuras a través de mundos paralelos, y que toma prestados seres mitológicos de diversos orígenes, Lyra, una niña del mundo de Luces del Norte, y Will, un niño de nuestro mundo, se encaminan a un destino que marcará  para siempre al universo.

Los dejo, ahora sí, porque

tengo- tengo

que seguir leyendo.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

¿Y si el niño sobreviviente en Libia fuera mi hijo?

“Los padres sabemos muy bien que de ninguna manera podríamos solos con el sagrado compromiso de criar un hijo”. Estoy leyendo Tu hijo, tu espejo de Martha Chávez, un libro que me recomendó una amiga y que a su vez les recomiendo. La autora escribe esta frase en relación a la necesidad de los padres de vivir la espiritualidad, la cual no tiene que ver con religiosidad, sino con la conexión con algo más allá, con algo en lo que creemos.

Los padres no somos diferentes a los demás mortales, pero yo sí añadiría que es más imprescindible para nosotros la necesidad de creer en algo. En mi caso, necesito creer que el amor es lo que une a las personas, y que hay algo que no se ve, que lo une todo. Necesito creer que la esencia de la gente es el amor. ¿Por qué?

Les pongo un ejemplo. Hace unos días se cayó en Libia un avión del que solo sobrevivió un niño. Cuando veo esas noticias siempre pienso, ¿Y qué tal si ése fuera mi hijo? Recientemente, después de haber pasado el terremoto que sufrimos en Chile, esa idea resulta aún menos descabellada. La única manera que tengo de seguir por la vida sin que esa angustia me oprima, es creer, tener fe, en la bondad de las personas y que si eso pasa, alguien bueno se van a ocupar de mis hijos, así sea un extraño.

Así que  necesito creer en el amor que vive dentro de la gente, porque de otra manera, la preocupación no me dejaría vivir. Así mismo, siento la obligación de estar alerta a cualquier niño que pueda necesitar de mí, sobre todo en ausencia de sus padres. El otro día, cuando cruzaba la calle, un niñito se quedó atrás de su papá para recoger algo que se le cayó. Yo iba detrás de él y  espontáneamente me agaché a decirle que se apresurara a cruzar, que venían autos. No hace falta que haya una gran catástrofe para que necesitemos que alguien se ocupe de nuestros hijos. Puede ser que nos ausentemos por unos segundos y que sea en ese momento que la bondad de otra persona haga la diferencia.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

De volcanes y naturaleza

Estos días de volcanes y terremotos me han recordado un texto indio-americano del siglo XIX que llegó a mis manos hace no mucho. Quisiera compartir con ustedes un trozo del mismo:

“Cada parte de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante aguja de abeto, cada playa de arena, cada retazo de neblina en el oscuro bosque, cada claro de él, y cada zumbido de insecto es sagrado en la memoria y la experiencia de mi pueblo. La savia que circula en los árboles lleva los recuerdos del Piel roja (…) Nosotros sabemos al menos esto: la tierra no pertenece a los hombres, es el hombre quien pertenece a la tierra. Todo está unido como la sangre que une una misma familia. Todo está unido. Lo que le pase a la tierra, le sucederá a los hijos de la tierra. No es el hombre quien tejió la trama de la vida: él es solamente un hilo. Todo lo que haga al tejido, se lo hace a sí mismo”.

Jefe Seattle, 1855  (Traducción de Susana Pottecher).

Yo veo el mundo hoy y me siento india. Evidentemente, la Tierra está viva.

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com